Zoológico de Mayagüez
Boletín Informativo
1 de agosto de 2002

Orden: Artiodactyla
Familia: Giraffidae 
Género  y especie: Jirafa camelopardalis
Jirafa


La jirafa es el más lato de los mamíferos terrestres; su largo cuello le permite conseguir alimentos inalcanzables para otros herbívoros.
 
 Características de la Jirafa
 
Cuando bebé, la jirafa separa las patas delanteras para poder inclinar la cabeza hasta el agua.  Sus venas son muy elásticas y en las del cuello posee  unas válvulas que regulan el suministro de sangre a la cabeza.  Sin esta adaptación, el incremento de la presión sanguínea le provocaría un desvanecimiento.
 
Los cuernos de la jirafa cambian gradualmente de cartílago a hueso.  El “estampado” de la piel difiere de una jirafa a otra.
 
La piel de las jirafas tiene diseños tan específicos como las huellas dactilares de los seres humanos.  Cuando están agrupadas, esos camuflajes confunden y desconciertan a los depredadores.  La agudeza de su vista y su imponente  altura le permiten además prevenir todo tipo de ataques.
 
Medidas:  Altura (cuernos incluidos), Machos, 15-17 pies; hembras 12-15 pies.  Altura hasta la cruz: 36 pulgadas.  Peso: Machos, 1.765-4.255 libras; hembras, 1.215-2.600 libras.
 
Reproducción:  Madurez sexual:   Hembras, a los 4-5 años; machos, a los 3 1&Mac218;2 años.  Apareamiento:  En cualquier época del año.  Gestación: 453-464 días.  Número de crías: Generalmente una.
 
Forma de Vida:  Costumbres: Vive en grupos inestables.  Ciclo de vida: Unos 25 años.  Alimentación:   Hojas de árbol, arbustos, plantas trepadoras y algunas hierbas.
 
Especies relacionadas:  Hay clasificadas 9 subespecies muy similares que se distinguen por el aspecto de la piel y por su ubicación geográfica.
 
Conservación:  Es común en el Africa oriental y meridional.  Aunque no está amenazada de extinción, la caza furtiva ha reducido su número en algunas regiones occidentales.  En el Parque Nacional Serengei de Tanzania su población aumenta un cinco por ciento cada año.
 
Costumbres
 
Las jirafas son animales sociales; viven en grupos pero no forman manadas estables.  Los machos adultos establecen su dominio mediante una lucha ritual con el cuello.  Cuando uno de ellos penetra en territorio ajeno, el “jefe”de la manada lo desafía. 
 Tras un intercambio de cabezazos, el combate se resuelve cuando uno de los contendientes se retira (sus cráneos son notablemente duros).
Los forcejeos con el cuello son para establecer el orden jerárquico ente los machos; pocas veces se vuelven excesivamente violentos.

Alimentación
 
La jirafa se alimenta mordisqueando las hojas y tallos más tiernos de los árboles arbustos.
 
Ni siquiera las espinosas acacias se le resisten: con su gran lengua de hasta 18 pulgadas consigue extraer las hojas y brotes alojados entre las púas.  Si la planta carece de espinas, la jirafa arranca sus hojas colocándose las ramitas entre los dientes y tirando de ellas.
 
Cada sexo tiene asignada una parte de la planta:  los machos buscan su comida en el follaje superior de los árboles, mientras que las hembras lo hacen en las ramas interiores.  De este modo se evita la competencia alimentaria dentro de su territorio.
 
Reproducción
 
Cuando una hembra está en celo, todos los machos adultos de la zona acuden a su encuentro: el dominante se impondrá expulsando a sus competidores.
 
La cría nace quince meses después en un terreno especial donde permanecerá durante el primer período de su vida.  El mismo “criadero” es utilizado por muchas hembras; de este modo, las jirafas jóvenes pueden protegerse unas a otras cuando sus madres se alejan en busca de comida.  Aún así, la mitad de los cachorros muere ente las garras de hienas, leopardos y perros salvajes antes de cumplir los seis meses.
 
Cuando  están algo crecidas, las crías empiezan a salir con su madre.  El león es su principal enemigo, pero a partir  del año su mortalidad desciende al diez por ciento.
 
Aunque no desteta a u cría hasta los 15 meses, la madre vuelve a aparearse a los cinco meses del parto.  Las hembras jóvenes se mantienen en el territorio de sus madres, pero los machos lo abandonan cuando cumplen los tres años.



Girafa en Zoológico de Mayagüez
Foto: SC Producers @
¿Lo Sabías?

• El cuello de la jirafa, como el de la mayoría de los mamíferos, tiene siete vértebras que, en su caso, están enormemente alargadas.

• Las jirafas hembra dedican a comer más de 12 horas diarias, mayormente del tope de los arboles, los machos mucho menos.

•La jirafa es uno de los pocos animales que nacen con cuernos. Al principio están aplastados contra el cráneo del recién nacido, pero se desarrollan durante la primera semana.


Tigre de Bengala
Zoológico de Mayagüez
Foto: SC Producers @
¿Lo Sabías?

• El rugido de un tigre de Bengala se puede escuchar a dos millas de distancia.

• El tigre es muy voraz. puede comerse 65 libras de carne en una noche.

•Los tigres de Bengala ronronean, pero sólo al expulsar el aire. Los gatos domésticos lo hacen también al aspirar.